0
Industrias Creativas sin definir

LA CREATIVIDAD EN LAS ARTES. UNA MIRADA EMOCIONAL

LA CREATIVIDAD EN LAS ARTES. UNA MIRADA EMOCIONAL

LA CREATIVIDAD EN LAS ARTES. UNA MIRADA EMOCIONAL

Hace unos días me senté en la butaca de un teatro. Tras correr las amplias cortinas de cereza aterciopelada, entraba en escena un personaje muy destacado que introducía el musical diciendo: “deja tus preocupaciones fuera…”. Empezaba así el espectáculo. Consiguieron su propósito, olvidé mis preocupaciones durante dos horas. Participé de la vorágine emocional que transmitían los actores. Compartí los sinsabores de las eternas preguntas del ser y estar. Tuve tiempo de anotar cuatro apuntes entre citas y pensamientos particulares, que me evocaba la trama de la obra. Y son esos cuatro apuntes los que dan sentido a las artes.

Al salir del teatro comenté con el grupo todo aquello que me había pasado por la mente durante el espectáculo: inquietudes, sensaciones y sentimientos, propios y sociales. Esa es la razón de ser de la cultura: te remueve, te llama, te cuestiona, invade tu intimidad, te hace llorar, reír, dudar y, en definitiva, te hace sentir vivo.

¿Dónde empieza ese proceso de remolino interior? En la infancia: visitar museos, pasear por ciudades mirando hacia arriba, ir al cine, escuchar música, compartir lecturas e ilustraciones es aprender a disfrutar del arte. ¿Cómo se disfruta? Observando, preguntando, respondiendo, consultando, admirando, pensando, sintiendo y emocionándose.

LA CREATIVIDAD EN LAS ARTES. UNA MIRADA EMOCIONAL

Por deformación profesional me centraré en una de las áreas del arte más completas en ese momento en el que todo empieza, en la infancia. Me refiero a la literatura infantil y juvenil. En esta área parece que todo vale, pero no es así. En este entorno, parece que se debe explorar individualmente, pero no es así. En este arte, parece que hay menos de qué hablar, pero entonces perdemos un enorme potencial para aprender a amar. Por un momento, dejemos de llamar “cuento” a esas páginas encuadernadas que abre un niño pequeño. Contiene un código que debemos ayudarle a descifrar, las letras. Hay una entonación que debemos descubrirle, marcando pautas, ritmos y ofreciendo la primera incursión en la musicalidad. Hay ilustraciones que invitan a la observación y a la admiración, como si de una pintura se tratara. Hay una historia con personajes, problemática, reto y viaje para la consecución de objetivos, en un inicio de storytelling. Y, por último, provoca motivación hacia la investigación más allá de la última página, porque podemos alargar esa historia hasta el infinito… pues la creatividad no tiene fin. Dejé para el final la característica que une la literatura con el resto de disciplinas artísticas: la EMOCIÓN, porque invita a pensar, crear, aislarse y compartir sonrisas, tristezas y anhelos.

La literatura para niños y jóvenes es el inicio del desarrollo personal y social y traza un puente hacia las otras disciplinas, mostrándonos cómo podemos pasear de un área artística a otra entre aplausos, admiraciones, críticas y emociones. Ya veis, con aquel inicio de “deja tus problemas fuera”, nos permitimos concedernos un tiempo para crear, pensar y vivir, fuera de rutinas y angustias personales; porque el arte nos ofrece un viaje interior hacia nuestro yo personal que devuelve después a la sociedad la bondad de compartir creatividad.

Recuerdo muy gratamente la gran cantidad de veces que me senté en una butaca de teatro con mi madre. Gracias madre, por enseñarme los caminos para conocerme y disfrutar de la emoción compartida.

Acerca del autor

Los Cuentos de Bastian

Entendemos la lectura como la mejor herramienta para desarrollar la comunicación. La planteamos desde proyectos, juego y aprendizaje. ¡Colaboremos!

También podría gustarte

0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Pin It on Pinterest

0
Nos gustaría saber lo que piensas, por favor comentax
()
x