0
Industrias Creativas sin definir

Slow fashion y la moda sostenible

Slow fashion y la moda sostenible

Slow fashion y la moda sostenible

Cuando hablamos de moda es sencillo recurrir a los tópicos, la superficialidad y el carácter consumista del concepto. Sin embargo, nuevas tendencias surgen en torno al diseño y el mercado de la moda y es cada vez más habitual encontrarnos con ideas innovadoras como la moda sostenible o el Slow Fashion.
Slow fashion es un concepto que surge como respuesta a la moda industrializada y de consumo rápido y que fue acuñado en Londres por Kate Fletcher, diseñadora y profesora de sostenibilidad, impulsada por un carácter ecológico, comprometido y ético.

El comercio justo y la utilización de materiales basados en fibras naturales con bajo impacto ambiental son sus pilares básicos. El uso de estos materiales como la celulosa y las fibras recicladas evita el uso de los derivados del petróleo tan nocivos para el medio ambiente, a la vez que propician unas mejores condiciones para las personas que trabajan en la industria.
Esta filosofía pretende crear una conciencia en el publico que utiliza estas prendas y está profundamente ligada al  slow food, un movimiento de origen italiano que se contrapone a la globalización del gusto gastronómico y promueve una filosofía que combina placer, conocimiento y sobre todo calidad.

Slow fashion y la moda sostenible

Los diez valores fundamentales del Slow fashion son:

1- Visión general: Todas nuestras acciones están interconectadas con el medio ambiente. La meta es generar impactos justos y positivos.
2- Reducir el consumo: Se promueve una producción lenta y planificada con un ritmo adecuado a los ciclos naturales. El respeto al tiempo también mejora las condiciones de trabajo de  profesionales de la industria textil. “Menos es más” define perfectamente este punto.
3- Diversidad: El movimiento potencia modelos de negocios innovadores y diversos, como diseñadores independientes, cooperativas, prendas vintage, materiales reciclados, el alquiler y el cambio de ropa. Además de incentivar y rescatar métodos y técnicas tradicionales de elaboración y teñido de ropa y tejidos, creando modelos originales y únicos.
4- Respeto a las personas: se incentiva la participación en iniciativas de comercio justo, cooperativas y los códigos de conducta que pueden ayudar a establecer condiciones justas de trabajo a los profesionales de la industria. También hacen hincapié en el apoyo a las comunidades locales para que se desarrollen profesionalmente.
5- Reconociendo las necesidades humanas: Procesos más éticos de producción y manufactura. Los diseñadores y diseñadoras pueden explicar la historia detrás de cada pieza e invitar a la persona consumidora a formar parte del proceso, promoviendo una relación más cercana y un mayor sentimiento de pertenencia.
6- Construyendo relaciones: Promoviendo relaciones duraderas y de confianza entre todos los y las involucrados.
7- Priorizar proveedores y mano de obra local: Se pone énfasis, siempre que sea posible, en el uso de materiales, recursos y capital humano locales generando un impacto ambiental menor y fortaleciendo la economía local.
8- Mantener la calidad, la estética y el cuidado: Un diseño clásico, frente a las tendencias pasajeras contribuye a la longevidad de la ropa. Las marcas también pueden ofrecer servicios de reparación para ayudar a conservar los productos.
9- Rentabilidad: Los precios son a menudo más mayores porque incorporan recursos sostenibles y salarios justos que reflejan el valor real de cada pieza. Pero una ropa de calidad y atemporal durará mucho más, pasando a ser una inversión que vale la pena.
10- Crear conciencia: Se toman decisiones basadas en sus convicciones, en las conexiones humanas y con el medio ambiente y, sobre todo, en la voluntad de actuar de forma responsable.

Cada vez más profesionales del diseño de prestigio internacional se están interesando y creando moda bajo la filosofía Slow fashion y su futuro es cada vez más prometedor. En 2012, se celebró en Copenhague la mayor cumbre de moda sostenible, levantando gran interés en crear un movimiento ético dentro de la industria

Slow fashion y la moda sostenible

Acerca del autor

Wazo Magazine es la revista colaborativa gratuita de Wazo Coop. Se trata de una publicación social que da acceso a personas voluntarias que contribuyen a su realización aportando artículos relacionados con proyectos de industrias creativas e innovación social.

También podría gustarte

0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Pin It on Pinterest

0
Nos gustaría saber lo que piensas, por favor comentax
()
x